loca1strike-700x467Esta mañana más de cien empleados de la planta de Ruprecht Company basada en Mundelein, una procesadora de carne y fabricación de alimentos privada, abandonaron sus trabajos en huelga en respuesta a amenazas de una posible auditoría de inmigración por el Departamento de Seguridad del País (DHS).

Una conferencia de prensa con los trabajadores huelguistas se llevará a cabo afuera de la Oficina de Cumplimiento de Inmigración y Aduanas de los EE.UU. en Chicago, 101 W Congress Parkway a las 4:00 p.m. CST hoy.

Los trabajadores, casi todos inmigrantes Latinos, son miembros de UNITE HERE,  la Unión de la industria de hospitalidad de Chicago. Ruprecht actualmente se encuentra en una disputa laboral con la Unión que ha presentado cargos de prácticas laborales injustas por la falla de la compañía de proporcionar información acerca de la posible auditoría, y el uso de trabajadores temporales en recientes semanas.

Los trabajadores de la empacadora de carne operan maquinaria pesada en su trabajo y trabajan en ambientes extremadamente fríos.

“Nuestras políticas de inmigración y nuestras políticas de cumplimiento laboral deberían ayudar a América, no hacernos daño” dijo el Representante Luis V. Gutierrez de Chicago, un líder nacional en cuanto a problemas migratorios. “El Departamento de Seguridad del País, ¿no tiene mejor uso de su personal y recursos que sacar trabajadores, miembros productivos de América de la línea? No tiene sentido.

Hace dos semanas los administradores de Ruprecht se reunieron con trabajadores para informar acerca del inicio de la auditoría. Hoy fe la fecha tope para el Departamento de Seguridad del País reportar los resultados de la auditoría. Los trabajadores abandonaron sus trabajos de las 7 – 9:30 a.m.

“¿Por qué ICE tiene como objetivo a personas que simplemente  trabajan duro para tratar de mantener a sus familias?” dijo Karen Kent, Presidenta del Local 1.

“Hasta que América tenga una real solución a nuestra crisis migratoria, interrumpir su propia economía es hacerse daño a sí misma. Usaremos todo recurso disponible para luchar por los derechos de nuestros miembros para que mantenga a sus seres queridos”.

“Estos valientes trabajadores han sacrificado su tiempo y su pago de hoy para protestar y yo estoy  orgulloso de apoyarlos” dice el Padre Clete Kiley, Director de Inmigración de UNITE HERE y cura de de Archidiócesis de Chicago.

“¿Cuándo se arreglará el gobierno federal? Apelamos al Presidente Obama a que aseguro que las agencias de su administración no se hagan deshonestas”.

En la conferencia de prensa de hoy los trabajadores de Ruprecht hablarán acerca de su decisión colectiva de organizar el abandono de trabajo.