Los Ángeles, CA— La Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó 4-4 el lunes en una decisión dividida que sustenta el fallo de un tribunal inferior contra las políticas inmigratorias propuesto por el presidente Barack Obama (DAPA y DACA ampliada). Estas políticas proponía proporcionar alivio de expulsión a millones de inmigrantes de todo el país. UNITE HERE, un sindicato que representa a más de 270.000 trabajadores culinarios y de hostelería en toda Norte América, protesta la decisión.

“Estamos indignados por este tremendo revés”, dice María Elena Durazo, Vicepresidente General de Inmigración, Derechos Humanos y Diversidad de UNITE HERE. “La Corte Suprema tuvo la oportunidad de evitar la separación de millones de familias inmigrantes que trabajan duro, pero en cambio, fallaron a nuestras comunidades inmigrantes y nuestro país en general.”

La decisión dividida de hoy sigue a una larga batalla legal. En noviembre de 2015, el juez Andrew S. Hanen de la Corte de Distrito de EE.UU. para el Distrito Sur de Texas en Brownsville emitió una orden judicial contra las dichas políticas junto con 26 estados, alegando que violan las leyes federales de inmigración. Después de haber sido retenido en el Quinto Tribunal de Circuito de Apelaciones, el caso fue llevado a la Corte Suprema en enero pasado para revisión judicial.

La decisión dividida de la Corte Suprema de EE.UU. v. Texas dio un golpe a la posibilidad de extender un estatus legal temporal a más de cuatro millones de inmigrantes indocumentados. Ahora, muchos se enfrentan a la amenaza de un aumento de las redadas de deportación y los ataques del lugar de trabajo a causa de su situación legal. La aplicación de las políticas de inmigración propuestas por Obama habría permitido a los inmigrantes indocumentados a solicitar permisos de trabajo y otros recursos vitales.

“Esta lucha no ha terminado”, añade Durazo. “Vamos a explorar todas las opciones legales disponibles para nosotros y seguir luchando por la justicia para los inmigrantes.”

Pasado y presente, los inmigrantes han estado en el centro de trabajo de nuestra Unión para poner fin a la pobreza y cambiar vidas. De marzo a mayo, UNITE HERE y su mayor afiliado, la Unión Culinario, ayudó a más de 1.700 inmigrantes en Nevada solicitar la ciudadanía a tiempo para votar en la elección presidencial de 2016. La Unión está dando inicio a un nuevo programa para registrar a un adicional de 10.000 nuevos votantes inmigrantes para que puedan ejercer su derecho a ayudar a elegir al mejor candidato para dirigir nuestra nación.

 

Ramiro S. Fúnez
rfunez@unitehere.org